CrossFit cambió mi vida; por las razones adecuadas

Por Yoshua Gallegos

Editor: María Valencia

 

 

Hace un año y medio comencé a practicar crossfit y desde el primer día que empecé, esta disciplina, me metí por completo, mi meta inicial era totalmente diferente a la de ahora, al principio sólo quería mejorar mi apariencia física, lo que no sabía era que iba a conseguir mucho más que eso.


En febrero del 2015 mi vida dio un giro de 360 grados me encontraba regresando a México, para quedarme a vivir aquí, después de estar la mayor parte de mi vida viviendo en otro país donde se encontraba, por así decirlo, la vida y la familia que yo escogí.

Al llegar a México, me encuentro fuera de lugar, confundido y lleno de muchos malos hábitos, los cuales no hacía nada por cambiar o simplemente no sabía cómo hacerlo y no encontraba la motivación que necesitaba.


Después de un par de meses de pasarlo muy duro intentando adaptarme nuevamente; haciendo nuevas amistades, creando nuevos hábitos y aun así fracasando en esto, decidí intentar algo nuevo que no pensé cambiaría mi estilo de vida y mi salud. Me atreví a intentar crossfit; ya había escuchado hablar de este deporte pero por algún motivo nunca tuve la oportunidad de practicarlo, decidí intentarlo; como comente al principio, simplemente por el fin de verme bien, sin saber todo lo que iba a ganar con el tiempo.


Comencé como cualquier persona, haciendo mis tres días de clase de prueba, ¡el primer día en la clase estaba que me moría! No sabía cómo mis compañeros le hacían para hacer los WODs con semejante peso, terminando cada uno de ellos antes de tiempo, todo como si nada, y yo me moría con la pura barra, se me hacía dificilísimo.
Termine mi primer clase, me fui a casa como cualquier otro día, pero ahora me encontraba con una mezcla de emociones como: “no puedo creer que estoy esperando a que sea mañana para volver a ir a la clase, pero no quiero ir a la clase porque estoy todo adolorido y probablemente mañana será peor”. ¡La realidad es que ese sentimiento sigue ahí, después de estar practicando crossfit por un año y medio, sigo pensando igual!


Con el paso del tiempo fui ganando más experiencia, un poco mas de seguridad en mi, al practicar los ejercicios; me sentía mental y físicamente mucho mejor, que cuando regrese a México nuevamente, me sentía FELIZ.


Seguí practicando crossfit, hice que mi hermana se convirtiera en mi “workout buddie”, entrenamos todo el verano del 2015 todos los días sin faltar, más que en los días de open box; me sentía lleno de energía, me sentía feliz y  me sentía más seguro de mi mismo. Al paso del tiempo empecé a ser un “crossfit addict”, con el tiempo comencé a ver caras repetitivas que nunca pensé que fueran a convertirse en mis mejores amigos; a pesar de que es un deporte que la mayoría del tiempo realizas los WODs de forma individual y existe una competencia constante contigo mismo, nunca me imagine que sería parte de una comunidad de tan buena vibra como a la que pertenezco el día de hoy; y por eso digo que crossfit cambio mi vida.

El día de hoy  gracias a practicar este deporte:
Soy más fuerte, más rápido y mi estilo de vida es mucho más sano, he ganado muy buenos amigos y conocido personas muy valiosas que creen en mí y me apoyan en todo momento; muchas veces me sentí frustrado al ver que alguien terminaba los WODs antes que yo, y si lo acepto que en una ocasión me ganó el ego por decir quiero ganar y llegue a cometer el delito más grave que se puede hacer bajo este régimen deportivo COMERME UNAS CUANTAS REPS, y es ahí cuando te das cuenta que esto es una competencia personal por ser mejor y por vencerte a ti mismo, para lograr ser tu mejor versión.


No sólo es un deporte físico, es un deporte mental, porque a veces mi cuerpo está fresco y mi mente me dice no hagas una Rep más, cométela, venga no pasa nada, pero con el tiempo y consejos de los entrenadores aprendí que cada uno va a su ritmo y que las palabras claves son humildad y dedicación; es así como ahora me siento más seguro de mí mismo y motivado a ser cada día un mejor crossfitter.


Mi meta es llegar a ser mi mejor versión y seguir practicando esto que es una de las disciplinas que me ayudan a sacar el día, sobre todo cuando no fue tan bueno.
¡Gracias crossfit, Gracias Distrito y  toda la comunidad la cual me ha aceptado!

Regresar
Localización