From Pakistan to Distrito: a journey of discovery // Desde Pakistán a Distrito: un viaje de descubrimiento

Por Mishka Murad

Editor: María Valencia

 

I arrived at the reception only to discover the receptionist spoke no English, and was almost out the door when my then coach Fer Amezcua approached me.

If you know anything about Amezcua it’s that she always has a smile on her face. The woman is beautiful not just from the outside, but has a beauty on the inside that is obvious and contagious. Were it not for the energy I got from Amezcua, I may never have begun my crossfit journey.

Llegué a la recepción sólo para descubrir que la recepcionista no hablaba Inglés y fue casi a punto de atravesar la puerta de salida cuando la coach Fer Amezcua se acercó a mí.

Si sabes algo sobre Amezcua es que siempre tiene una sonrisa en su rostro; la mujer es hermosa, no sólo en su exterior, ella tiene una belleza en el interior que es evidente y contagiosa, si no fuera por la energía que recibí de Amezcua, tal vez nunca habría comenzado mi viaje dentro del crossfit.

But my Crossfit journey hasn’t been a journey of trying to perfect Olympic lifts, it has been a journey of meeting people, something I knew was going to be a challenge in a city where people have close knit social circles and rarely let you in.

Soon, my hours spent at Crossfit allowed me to meet students, adults and more coaches. Distrito is the place where I felt closest to belonging, in a country I still struggle to call home.

Pero mi viaje no ha sido un camino de tratar de perfeccionar los levantamientos olímpicos, ha sido un viaje de conocer gente, algo que yo sabía que iba a ser un reto en una ciudad donde la gente tiene círculos sociales cerrados y rara vez te deja entrar.

Pronto mis horas pasadas en Crossfit me permitieron conocer estudiantes, adultos y más entrenadores; Distrito es el lugar donde me sentí más cerca a pertenecer, en un país en el que todavía lucho para llamar a casa.

My coaches quickly became my friends, and soon after my therapists. Distrito isn’t just the place where I’ve pushed myself, it’s also the place I’ve been to with tears in my eyes. Distrito is the reason I have been on dates, I have met wonderful people, I have discovered those wonderful aren’t really so wonderful, and then have picked myself back up. It is the one place where people have always encouraged me whether during WODS or in my personal endeavors, and where people have known my name whether it was because I am the only Pakistani they know, or whether it is because I make amazing brownies.

Mis entrenadores rápidamente se convirtieron en mis amigos, y poco después en mis terapeutas, Distrito no es sólo el lugar en donde me he empujado a mí misma, es también el lugar en el que he estado con lágrimas en los ojos. Distrito es la razón por la que he tenido citas, he conocido gente maravillosa y he descubierto que esas que parecían maravillosas tal vez no lo son tanto, pero me he repuesto.

Es el único lugar donde la gente siempre me han animado ya sea durante los WODS o en mis esfuerzos personales; donde la gente ha conocido mi nombre, tal vez porque soy la única Pakistaní que conocen, o porque hago unos brownies increíbles.


It is the one place I have felt supported and anchored when my entire life was in complete and total desmadre.

I have tried to spend hours there lifting, getting bigger, getting stronger, but truth be told, I am no crosssfitter. I have a severe fear of Snatches and two years later struggle to do one good one. It took me 6 hours of practice and a coach who was willing to hold my legs up to be able to overcome my fear of handstands and even so, there isn’t much I can do with it. I lift far less than most people, and sometimes people will laugh at this, but I’m not a crossfitter.

Es el único lugar en el que me he sentido apoyada y anclada cuando toda mi vida era un completo y total desmadre.

He tratado de pasar horas allí levantando, tratando de estar cada vez más grande y más fuerte, pero a decir verdad, no soy una crosssfitter; le tengo un miedo enorme a los Snatch y después de dos años todavía sufro por conseguir hacer uno bueno.

Me tomó seis horas de práctica y un entrenador que estaba dispuesto a mantenerme las piernas en alto para poder superar mi miedo a hacer handstand y aún así, no puedo hacer mucho con eso.

Levanto mucho menos que la mayoría de la gente, y algunas veces las personas podrán reírse de esto, pero yo no soy un crossfitter.


I’m not there for PRs.
I’m not there to be better and quicker than the person next to me.
I’m not there to compete with people who greet me with a smile and encourage me every opportunity they get.
I’m not there to compete with my partners, with my mentors, with my friends.
I hope you succeed in lifting heavier, squatting deeper and running faster.
Because you are not my competition.

No estoy allí por los PRs.
No voy a ser mejor y ni más rápida que la persona junto a mí.
No estoy allí para competir con personas que me saludan con una sonrisa y me animan cada oportunidad que tienen.
No estoy allí para competir con mis compañeros, con mis mentores, con mis amigos.
Espero que tengas éxito levantando pesado, haciendo sentadillas más profundas y corriendo más rápido.
Tu no eres mi competencia.

Many people at Distrito are the closest to family I have had in Mexico. Whether it has been Hector’s advice, or Ricardo’s many attempts to cheer me up; whether it has been Amezcua’s constant joy, or Nacho’s constant jokes, I leave Distrito a happier person each day than when I entered.

When I arrived in Mexico, I would never have thought I’d get to train with a superstar such as Yaz, much less be able to actually have her encourage me. It is a privilege and an honor to train with the coaches I do. And it is not something I take for granted.

Muchas personas en Distrito son los más cercano a la familia que he tenido en México; ya sea por los consejos de Héctor, o los muchos intentos de Ricardo para animarme; la constante alegría de Amezcua, o los chistes incesantes de Nacho, cada día que salgo de distrito salgo siendo una persona más feliz que cuando entré.

Cuando llegué a México, nunca habría pensado que conseguiría entrenar con una súper estrella como Yaz, y mucho menos que ella me animaría, es un privilegio y un honor entrenar con los entrenadores que entreno, y no es algo que doy por sentado.

I come from a country where being able to afford a good gym is a privilege and where Crossfit boxes don’t really exist. I come from a country where women don’t lift the way people at Crossfit do, because on some level their lives are dictated by others, and on another they don’t challenge the boundaries that have been set up around them.

I am not that woman. And Distrito Crossfit gave me the space for me to be myself. To be Mishka the teacher, and Mishka the Pakistani, and Mishka the baker, and Mishka the person who sucks at Pull-Ups. I am no one thing. And at Distrito I am free to be my authentic self and still feel like I belong. Distrito taught me we each have our strengths and to identify and respect them. And we each have areas to improve in. Whether in the box, or outside of it.

Vengo de un país donde ser capaz de pagar un buen gimnasio es un privilegio y donde los box de Crossfit no existen realmente. Vengo de un país donde las mujeres no levantan  de la forma en que lo haces en Crossfit, porque en cierta medida sus vidas son dictadas por los demás, y por otro lado, no desafían los límites que se han creado en torno a ellas.

Yo no soy esa mujer y Distrito Crossfit me dio el espacio para ser yo misma. Para ser Mishka la maestra, Mishka la paquistaní, Mishka la panadera, Mishka la persona que es terrible para hacer Pull-Ups. No soy sólo una cosa, y en Distrito soy libre para ser mi auténtica yo, y aún así sentir que pertenezco.
Distrito me enseñó que cada uno tenemos nuestros puntos fuertes y debemos identificarlos y respetarlos, y que cada uno de nosotros tenemos áreas para mejorar ya sea dentro del box o fuera
.

Maybe some of us go to Distrito for the WODS, but many more of us go because we adore our coaches and our partners. We love the energy they give us. We enjoy that we matter and are important on days we perform well, and also on days we perform terribly. We love that we are more than just crossfitters, we are part of this wonderful community where we have met our friends and our lovers, and the people we enjoy our cheat meals with.


Tal vez algunos de nosotros vamos a Distrito por los WODS, pero muchos más de nosotros vamos porque adoramos a nuestros entrenadores y nuestros compañeros. Nos encanta la energía que nos dan, nos gusta que importamos y somos importantes en los días que tenemos un buen desempeño, y también en los días que no.

Nos encanta que somos algo más que Crossfitters, somos parte de esta maravillosa comunidad donde nos hemos encontrado con amigos y amantes, y esa gente con la que podemos disfrutar de nuestro cheat meals.

I am not ready to call Guadalajara home. And I am not sure if Mexico will ever be my home. But the box at Valle Real? Never for a second have I doubted that when I walk in, I am at home.

Because as they say, home is where the heart is, and if I know one thing about the people and the coaches at Distrito Valle, it’s that they have heart and passion.

What else could I ask for?


No estoy lista para llamar casa a Guadalajara, y no estoy segura de si México será siempre mi casa,  Pero el box en Valle Real? Ni por un segundo he dudado que cuando entro estoy en casa.

Porque como se suele decir, el hogar es donde está el corazón, y si sé una cosa sobre la gente y los entrenadores en Distrito Valle, es que tienen corazón y pasión.

¿Qué más podía pedir?

 

 

Regresar
Localización